Ventajas de la bicicleta eliptica

Hace unos años atrás, eran las máquinas de correr las que siempre se encontraban ocupadas en el gimnasio, pero con el paso del tiempo estas han sido dejadas de lado y sustituidas por las máquinas elípticas en muchos casos. ¿Qué tienen las elípticas para ser tan especiales? ¿Realmente son tan buenas para los entrenamientos cardiovasculares?

En el artículo de hoy queremos hablar de las ventajas de las máquinas elípticas, una máquina muy común de ver en el gimnasio y la cual se puede adquirir fácilmente para emplearla en nuestro hogar y mantenernos en forma.

No genera impacto

A diferencia de las máquinas de correr, las elípticas no generan ningún impacto en las articulaciones al ejercitarte, ya que su ejercicio se basa en mantener tu propio peso, mientras haces un movimiento rotatorio con tus piernas. De esta manera se evita generar presión sobre las articulaciones y por ende, dolores de rodilla, lesiones, entre otros.

Sin embargo, que no genere impacto no significa que la máquina garantice protección contra las lesiones, solo que sus posibilidades son más reducidas y significativamente más leves que las que pueden ocurrir con una cinta de correr. Además, en la mayoría de los casos las lesiones se ocasionan por una mala postura del deportista, no por alguna consecuencia que genere el uso de la máquina.

Trabajo completo del cuerpo

La máquina elíptica puede emplearse de dos formas, únicamente para trabajar el núcleo y la parte inferior del cuerpo, o para trabajar la parte superior e inferior del mismo. Para trabajar todo tu cuerpo solo deberás tomas con tus manos el manillar de la máquina y mover tus brazos a la par que tus piernas, es decir, si el pie derecho avanza, el brazo derecho avanza con él y viceversa.

En cuanto a trabajar la únicamente la parte inferior y el núcleo, solo deberás ejercitarte sin tomar los manillares. De esta manera el desafío al entrenar aumenta al tener que mantener por ti mismo la estabilidad durante todo el ejercicio.

Ayuda a quemar calorías

A diferencia de muchas máquinas de ejercicio cardiovascular, la elíptica ayuda a quemar rápidamente una gran cantidad de calorías. Esto sucede debido a que, a diferencia de otras máquinas, esta trabaja varios grupos musculares de la parte superior e inferior del cuerpo, aumentando de manera significativa la quema de grasas.

Si se trabaja de manera adecuada y alternando con distintos niveles de resistencia e inclinación, es posible quemar entre 600 y 800 calorías por sesión. Además, este ejercicio no solo te ayudará a quemar calorías, sino también a evitar la formación de más grasa en el cuerpo.

Trabajarás tu fuerza

Cuando pensamos en una máquina cardiovascular nunca pensamos en ella como un medio para potenciar nuestra fuerza. Sin embargo, la elíptica permitirá trabajar el desarrollo de la fuerza de la parte inferior con tu cuerpo, claro que, en un nivel mucho menor al que podrías conseguir realizando ejercicios de fuerza como levantamiento de pesas, sentadillas, etc.

Para comenzar a trabajar tu fuerza, solo debes configurar la resistencia de la máquina y el nivel de inclinación. De esta manera deberás realizar un mayor esfuerzo para continuar con tu entrenamiento, trabajando especialmente varios músculos de tu cuerpo como la espalda, núcleo, glúteos, cuádriceps, entre otros.

No obstante, es importante señalar que, si tu objetivo es desarrollar fuerza muscular, esto no lo conseguirás únicamente con la elíptica, y lo más recomendable es alternar entre ejercicios de fuerza y la elíptica. Pero si solo quieres trabajar con la máquina deberás dedicarte a trabajar con las resistencias más altas durante pocos minutos en cada entrenamiento para aumentar tu fuerza.

Quema la grasa corporal del núcleo

La máquina elíptica te forzará a estar de pie durante todo el ejercicio, mientras que cada pocos segundos alternas constantemente el peso de tu cuerpo de una pierna a otra. De esta manera, deberás esforzarte en mantener el equilibrio de tu cuerpo desde el núcleo mientras te ejercitas.

Si quieres trabajar tu núcleo puedes hacerlo de dos maneras, trabajando el cuerpo completo o únicamente el núcleo y la parte inferior del cuerpo. Esta pequeña variación podrás conseguirla tomando los manillares de la máquina (cuerpo completo) o manteniendo el equilibrio por tu cuenta (parte inferior).

Es personalizable

Debemos comenzar resaltando que no todas las personas poseen las mismas habilidades deportivas y de resistencia que otras. Por esta razón, es importante contar con una máquina que nos permita configurar su uso dependiendo de nuestras características personales o las necesidades de trabajar un área especifica del cuerpo.

La elíptica cuenta con una amplia variedad de opciones para ejercitarse, permitiéndote realizar desde entrenamientos de fuerza configurando la resistencia y el nivel de inclinación, hasta entrenamientos cardiovasculares, mucho más tranquilos, pero caracterizados por requerir de un pedaleo bastante rápido.

Como se puede observar, no importa cuál sea el objetivo que se desee trabajar, la elíptica permitirá un amplio margen de maniobra para adaptarla completamente a tus necesidades por el tiempo que realizas tu entrenamiento.

Facilidad de uso

Al igual que muchas otras máquinas cardiovasculares la elíptica es muy fácil de usar y usualmente no requerirá de la guía de nadie para entender su funcionamiento. También es cierto que durante los primeros minutos de uso tal vez sintamos que es un poco raro el patrón de movimiento, pero con el  tiempo nos acostumbraremos y podremos usarla como si hubiésemos trabajado con ella desde hace varios años.

Esta característica la convierte en una excelente opción tanto para principiantes (de cualquier edad, jóvenes o adultos) como para aquellos con mucha más experiencia. Solo deberán subirse y seguir el movimiento natural de funcionamiento e ir configurando las distintas características del modelo dependiendo de sus necesidades o el tipo de entrenamiento que deseen realizar.

Para finalizar, no olvidemos que al usar la máquina no solo estaremos entrenando, también es un momento que nos permitirá liberar estrés y relajarnos de un día agotador. Así que, ¡solamente déjate llevar y disfruta de los beneficios que la elíptica aportará a tu vida!

QUIZÁS TE INTERESE

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Prometemos nada de SPAM, sólo nuestros contenidos, sorteos y descuentos especiales!

 SUSCRÍBETE A NUESTRA COMUNIDAD

¿Quieres recibir nuestras novedades en tu email?

logo de ilovefit
error: Content is protected !!
Ir arriba